Optimismo Inteligente: Un Llamado a la acción

GPS-Culture-Gaspar-Contreras-Panamerican-Business-School4

Optimismo Inteligente: Un Llamado a la acción

En los días que corren, donde las redes sociales ya son parte de nuestra vida cotidiana, es muy sencillo encontrar “fórmulas para la felicidad”, “5 pasos para ser feliz”, “como ser feliz y no morir en el intento”.

 

Esto sumado a cientos de imágenes vacías de contenido que aseguran la felicidad y la plenitud tanto del individuo como de las organizaciones. Quiero decirles, que como profesional y divulgador de la Ciencia del Bienestar: ¡ESTOY CANSADO DE ESO!

 

En las antípodas de dichos planteos, lejos de los gurúes que rankean en las librerías del mundo y que el mercado posiciona con Best Sellers, podemos encontrar decenas de estudios, científicos, congresos, formaciones, universidades de prestigio mundial que se han planteado comenzar a pensar realmente, con fundamentos serios y empíricos sobre la Felicidad de las personas y fundamentalmente de las personas en las organizaciones. No por el simple hecho de rankear en los primeros puestos de quienes falsamente “miden” la felicidad, sino como dice el español Pedro Amador, acompañar para que los colaboradores GESTIONEN su felicidad.

 

Uno de los científicos que está trabajando en ese nuevo camino, es el psicólogo chileno Ignacio Fernández Reyes, quien en su libro –FELICIDAD ORGANIZACIONAL- nos brinda la información recaudada en sus años de experiencia laboral para lograr construir la felicidad en el trabajo.

 

Trataremos de desmenuzar el tema de POSITIVIDAD del Modelo de Implementación de “Felicidad Organizacional” de Fernández Reyes.

 

El número de la FELICIDAD.

Los grandes pensadores de la humanidad han debatido y dado de las más diversas opiniones sobre la Felicidad. Habiendo promotores y detractores de gran intelecto y reconocimiento sobre este tema tantas veces debatido, sumado a esa “filosofía barata” de la que hablábamos en la introducción es imposible no re pensar que tanto hay de realidad en este tema de la Felicidad y el Bienestar. El ser humano pregona una premisa de Santo Tomás, necesitamos “ver para creer”. Una pregunta que varias veces debe haber dado vuelta en la cabeza de quienes se interesan en esta temática es ¿Existe una forma de medir la felicidad en números? La respuesta es sí. Dicho número es 2,9. Ese es el número basal del florecimiento humano. Quienes llevan una vida con 2,9 emociones positivas versus 1 emoción negativa, están en la zona de florecimiento personal.

 

Esta ecuación nos va a brindar la tasa de positividad/negatividad y de florecimiento/languidecimiento humano, con patrones que van a operar de la misma forma tanto para el desarrollo de la persona, como así también de las organizaciones y sus equipos, de las comunidades, de la familia, etc.

 

Este número (2,9) es el punto de inflexión del Bienestar humano. Quienes gestionan sus afectos y relaciones por arriba de ese número se abren al florecimiento humano, mostrando buenos resultados externos, sensación interna de satisfacción, amplitud de nuevos comportamientos, generando una facilidad de resiliencia.

 

¿Por qué es necesaria una emoción negativa?

 

La tasa de florecimiento/languidecimiento es de 2,9/1 y no de 2,9/0, porque se requiere alguna cuota de negatividad. Se necesita retroalimentación negativa por 3 razones:

  1. Para hacer la valoración que se vive en lo positivo (contraste con lo negativo)
  2. Para poner los pies en la tierra e indagar los hechos de la realidad
  3. Para tener información de cómo seguir avanzando, saliendo de la zona de confort, buscando nuevas posibilidades.

Es fundamental tener en claro que cada duda que tengamos, cada emoción negativa que generemos es una oportunidad, es el rumbo creativo que podamos tomar en el camino de la vida. Sólo así podremos cuestionar nuestras propias convicciones. La duda es el motor de los aprendices.

 

La positividad pone la energía, la fuerza ascendente, el clima propio y el viento favorable, tal como el mástil y las velas de un barco. La negatividad es esa retroalimentación fundamental para mantenerse conectado con la realidad.

 

Optimistas Vs. Pesimistas

GPS-Culture-Gaspar-Contreras-Panamerican-Business-School2

¿Quién es el primero en abandonar un objetivo inalcanzable? ¿Quién se da por vencido ante un desafío inviable? La primera respuesta que se nos viene a la cabeza es que los pesimistas tienen mayor visión de la realidad. Pero los estudios demuestran lo contrario. Son los optimistas quienes tienen mayor capacidad de percibir los hechos de la realidad tal cual son. El sesgo de negatividad altera más la percepción que el sesgo de positividad. En otras palabras, hay más probabilidad de ser objetivo desde el optimismo que desde el pesimismo.

 

El famoso “Efecto Mariposa” tiene mucho que ver con esto, cerca del número de la felicidad opera dicho efecto. Pequeños aumentos de positividad producen efectos en la felicidad. Sólo es una cuestión de decidir en qué zona queremos vivir: en la de florecimiento o en la de languidecimiento.

 

La positividad es una condición mínima necesaria para el despliegue de las capacidades personales y colectivas tanto en lo personal como en lo laboral. Los resultados positivos derivan de la construcción de un ambiente emocional positivo sostenido, donde la negatividad es proporcionalmente pequeña en relación a la positividad.

 

El maestro Eduardo Punset, con una claridad conceptual irrepetible, nos invitaba a hacernos cargo de vivir de manera optimista, pero de forma consiente. Y nos repitió hasta el cansancio que el optimismo es simplemente un llamado a la acción.

 

#Optimismo #Felicidad #Positividad #Bienestar

Gaspar Contreras
Gaspar Contreras 🇦🇷
No Comments

Post a Comment

PBS-Icon-0

Más Información

Contáctanos o envíanos un mensaje y uno de nuestros asesores te brindará más información:

 

+502 2327 2660

+502 3131 2018

info@pbs.com.gt

    Abrir chat
    ¿Necesitas ayuda?
    Hola 👋 ¿Cómo podemos ayudarte?